...

CUANDO ESTUDIAS EN OTRO PAIS, NO TODO ES COLOR DE ROSA


Al iniciar tu vida en el extranjero debes estar listo para enfrentar algunos retos personales. Lo primero que llega es el choque cultural, este reto es una consecuencia normal por la que todos pasan, pero cada quién la supera a su ritmo.

 

La adaptación se divide en varias etapas. La primera es la euforia y emoción por descubrir un país nuevo, muchos la llaman “la luna de miel”; llegarás y verás todo lindo y deslumbrante. Después viene la frustración ante los cambios como: el idioma, las ideas de una nueva cultura o la forma de relacionarse de los demás. Otra etapa inicia cuando tus intentos por adaptarse no han sido muy exitosos que llega a tu cabeza la idea de abandonar todo y correr a casa. Pero después de todo, en la etapa final te das cuenta que todo va bien, dejas de comparar tu país con el que estás y aceptas las cosas como son, porque sí, todo pasa y todo se acomoda para bien.

 

Debes estar consciente que el choque cultural es una experiencia de aprendizaje muy amplia y cambiará tu perspectiva de ver la vida para siempre, además de apreciar una nueva cultura y la tuya. Te compartimos algunos tips que te ayudarán a sobrevivir este reto:

 

  1. Enfócate en tu meta. Recuerda el motivo por el que llegaste a ese nuevo lugar y las buenas cosas que te traerá en el futuro.

 

  1. Abre tu mente a nuevas experiencias. La gente que conocerás se comportará diferente. Todo parecerá extraño al principio, pero estar abierto a escuchar y comprender nuevas culturas te ayudará a ser tolerante y tener nuevas perspectivas que ni imaginabas.

 

  1. No te rindas tan pronto. Esta experiencia te hará crecer y te retará a ser más determinante, por eso, acostumbrarte tomará tiempo, pero no te presiones, te aseguramos que todo mejora día con día.

 

  1. Nunca dudes pedir ayuda. Estar lejos de nuestros seres queridos hará que algunas veces los días sean difíciles o la nostalgia despierte. Por lo regular la escuela siempre tiene personal especial que te ayudará a mejorar cualquier situación de homesick.

 

Estudiar a miles de kilómetros fuera de casa nunca es fácil y mucho menos adaptarse a un nuevo ritmo de vida. Es muy normal sentirse triste o extraño al inicio, pero recuerda que todo es temporal y se arreglará. Cuando menos lo piensas te darás cuenta que has tomado la mejor decisión de tu vida, ¡disfrútalo!

 




¡Llámanos!: 01 800 5042073