...

EL CLIMA EN IRLANDA


El clima en Irlanda

 

 

Una de las preguntas frecuentes entre nuestros los jóvenes que estudian y trabajan en  Irlanda es la que se refiere al clima, así que les presentamos aquí los detalles climáticos de este popular destino:

El clima de Irlanda está influido sobre todo por el Océano Atlántico. Como consecuencia, no tiene las temperaturas extremas de otros países en latitudes similares. La temperatura media son unos suaves 10º C. Una gran corriente oceánica cálida conocida como la corriente del Atlántico Norte mantiene temperaturas suaves también en el mar. Montes y montañas, principalmente alrededor de la costa, protegen al resto de la isla de los vientos fuertes que entran desde el océano. Así que, aunque el tiempo puede ser cambiante, rara vez es extremo. Ni demasiado caliente ni demasiado frío.

En primavera (febrero a abril), la media de temperaturas máximas está entre los 8º C y 12º C, siendo abril un mes que se considera especialmente agradable. En verano (mayo a julio), la media de las temperaturas máximas está entre 18º C y 20º C. En los meses más cálidos, julio y agosto, hay más o menos 18 horas de luz solar y no hay oscuridad hasta después de las 11 de la noche. Estos meses se consideran de temporada alta para visitantes, quienes vienen atraídos por las largas tardes soleadas, los parques en plena floración y para comer al aire libre en las terrazas de cafés, o bien asistir a los festival de cada esquina.

En otoño (agosto a octubre) la media de temperaturas máximas está entre 14º C y 18º C. Septiembre se considera un mes de clima suave y templado.

En definitiva, podrás disfrutar de dar patadas a hojas cobrizas en los suelos.

Por otro lado, la temperatura en invierno, en el interior de la isla, suele alcanzar los 8º C, siendo enero y febrero los meses más fríos. La temperatura baja de los cero grados de forma intermitente, y si no hay una inusual ola de frío, no suele nevar.

Cabe mencionar que en Irlanda llueve, pero es bastante raro que se prolongue mucho tiempo. Así que puedes llevar una ropa apropiada o bien resguardarte del chaparrón recalando en algún pub cálido y acogedor

En cuento al vestuario ideal para el resto de las temporadas, tendrás que aprender a adaptarte. Lo mejor es optar por capas que puedas ponerte o quitarte a medida que cambie la temperatura. Lleva un suéter, incluso en verano, ropa impermeable para cualquier actividad al aire libre; gafas de sol; calzado cómodo para caminar y un paraguas.

Esperamos que estos consejos sirvan para prepárate a fondo en la próxima experiencia de tu vida.




¡Llámanos!: 01 800 5042073